dimarts, 21 de juny de 2011

'Vida de Pablo', Carlos Pardo

Vida de Pablo
Carlos Pardo
Editorial Periférica
1ª edición, marzo de 2011
Género: Novela
309 páginas
ISBN: 9788492865307


Carlos Pardo (Madrid, 1975) es poeta y eso se nota cuando leemos esta Vida de Pablo, novela que se convierte en una biografía encubierta y en un emotivo cuento del primer amor. Y es que lo que nos engancha y nos arrastra de esta obra es sobre todo la prosa con la que nos cuenta la historia. Narrada en primera persona, por el supuesto biógrafo del famoso Pablo, tiene en sus palabras cierto aire naïf que nos devuelve a nuestra juventud perdida, a nuestros viejos amigos, en definitiva, a tiempos que siempre se dicen mejores, pero que realmente no sabremos nunca si lo fueron en realidad.

Vida de Pablo es como un recuerdo agradable y divertido de un pasado mejor, salpicado de poesía, guiños literarios y otras dosis culturales, que hacen de esta novela una pequeña delicatessen. El argumento gira en torno a Pablo, un artista que reside en una pequeña ciudad del sur de España, pero que ahora trabaja tras la barra de un bar. Nuestro confidente, o sea, el narrador de la historia, es un joven poeta que se gana la vida como pinchadiscos: él nos explicará la vida de Pablo y nos conducirá por una de esas historias que mueven montañas y nos convierten en lo que no somos. En otras palabras, aquello que tiene que ver con el amor.

La novela es un retrato generacional de quienes nacieron en la época de la precariedad, de los que vieron que su futuro ya venía hipotecado mucho antes de dar el primer paso y se conformaban con el placer de lo inmediato porque lo que no era inmediato parecía (y era) inabastable. Un retrato, a fin de cuentas, de la generación pre-Indignados. Tras unos cuantos libros de poemas, la primera novela de Carlos Pardo demuestra que tiene tanto potencial, que no sería extraño que alguien dijera que, con este autor, la literatura española nos da una nueva generación de narradores comprometidos con un moderno y personal realismo social.

Salva G.