dissabte, 28 de maig de 2011

'Sensibilidad química y ambiental múltiple', Joaquim Fernández-Solà y Santiago Nogué (eds.)

Sensibilidad química y ambiental múltiple: Sobrevivir en un entorno tóxico
Joaquim Fernández-Solà y Santiago Nogué (eds.)
Viena Ediciones
1ª ecición, febrero de 2011
Género: No ficción / Salud
314 páginas
ISBN: 9788483305492


Que la sensibilidad química múltiple (SQM) es un tema de actualidad lo deja bien claro, primero, que la pasada feria BioCultura de Barcelona, evento de productos ecológicos y consumo responsable, fue un éxito, sobre todo tras la proyección del desgarrador documental Los pájaros de la mina, de Víctor Moreno (muchos de los asistentes acabaron emocionados, quizá también ante la impotencia de saber que la Organización Mundial de la Salud no reconoce la SQM entre su lista de enfermedades, a pesar de que cientos de miles de personas la padecen).

En segundo lugar, este mes también, La noche temática de La 2, emitió unos documentales con títulos tan preocupantes como Tóxicos, una amenaza silenciosa, Homo toxicus y Hombres en peligro. No es de extrañar entonces que caiga en nuestras manos un nuevo libro que trate sobre esta enfermedad aun desconocida por muchos, pero que cada día afecta a más gente y seguirá afectando (al menos al 0,5 % de los españoles y, de estos, un 80 % mujeres). Y es que teñirse el pelo, usar laca, cremas abrasivas, pintalabios e infinidad de productos estéticos tienen una contrapartida demasiado peligrosa.

Joaquim Fernández-Solà es médico consultor de Medicina Interna del Hospital Clínico de Barcelona, profesor asociado de Medicina de la Universidad de Barcelona y médico investigador del Instituto de Investigación Biomédica August Pi i Sunyer. Desde hace más de quince años se ocupa de pacientes con fatiga crónica e hipersensibilidad química. Junto a Santiago Nogué Xarau, toxicólogo y especialista en medicina interna, medicina intensiva y medicina del trabajo, además de ser jefe de sección de la Unidad de Toxicología Clínica del Hospital Clínico de Barcelona, han realizado un libro didáctico e informativo con el que se han propuesto conseguir que los afectados por esta enfermedad puedan mejorar su calidad de vida y que el resto de mortales seamos más prudentes para evitar caer en ella.

Para ello lo primero que hay que entender es que, sin darnos cuenta, estamos rodeados de una gran cantidad de tóxicos (y no hace falta salir de casa para encontrarlos). Leer este libro nos ayuda a descubrirlos y aunque la SQM no sea una enfermedad que suponga tanta alarma social como una de esas gripes que cada verano cambia de letra, no debemos pasar por alto una realidad que afecta a tantas personas. Por ello, actualmente se están recogiendo firmas (clicka aquí para acceder) para que la Ministra de Sanidad, Leire Pajín, reconozca la SQM como enfermedad (algo que ya han hecho otros países, como Alemania, Austria o Suecia). Sin ningún tipo de duda, este libro era muy necesario.

Salva G.


_____________________________________________________

A F I N I D A D E S
Enlace
(Si te interesa este libro, quizá te interesen estos otros)



(Clicka sobre las portadas para leer las reseñas)