dilluns, 4 d’abril de 2011

'El koala asesino', Kenneth Cook

El koala asesino
Kenneth Cook
Sajalín Editores
1ª edición, marzo de 2011
Trad. de Federico Corriente
Ilustraciones de Güido Sender
Género: Relatos
213 páginas
ISBN: 9788493805159

Poco sabemos en España sobre Kenneth Cook, autor australiano fallecido hace venticuatro años que, además de escritor, era periodista, presentador de televisión, guionista, político circunstancial y, ¡atención!, creador de la primera granja de mariposas de Australia. Un tipo tan conocedor de la sociedad de su país y con pintas de tener un extraordinario sentido del humor no podía dejar de escribir un libro como este. El koala asesino es un compendio de relatos irónicos, algo disparatados y cercanos al absurdo, donde los personajes tienen que enfrentarse a situaciones que solo pueden ocurrir en la Australia profunda.

En el relato que da título al libro se nos presenta una situación que resume, a grandes rasgos, la esencia de estas historias. Narrado en primera persona, un australiano que no entiende que se hagan muñecos de peluche de koalas, ya que no son animales tan sociables como parecen, de repente es atacado por uno de ellos: "¿Alguna vez habéis intentado correr con las garras de un koala clavadas en el pecho y los muslos y sus dientes clavados en la entrepierna? -se pregunta- Es imposible". En otro de los relatos, el que abre el libro (Serpientes y alcohol), presenta a Blackie, un tipo solitario y algo desquiciado que vive en una furgoneta de mudanzas cargada con un centenar de serpientes con las que viaja esperando encontrar un público dispuesto a pagar por verlas. En otro (Sexo y cocodrilos), un viajero acompaña aterrado a un profesor de ciencias naturales que no es capaz de verle el peligro a los enormes dientes de un cocodrilo porque está demasiado enfrascado en fotografiar el apareamiento de la especie.

El autor avisa constantemente de que cada una de las historias que cuenta son ciertas, pero son tan extrañas que lo más probable es que nadie se las crea. Aunque esto suene a otra de sus ironía, la verdad es que lo que nos narra es tan ajeno a nosotros, que tampoco sería tan decabellado pensar que algo de verídico hay. Cook retrata la fauna típica australiana (koalas, cocodrilos, serpientes y camellos, entre otros), los paisajes áridos y desérticos tan típicos de la zona profunda del país y hasta a hombres a los que "puedes estafar, darte a la fuga con su mujer, seducir a su hija, corromper a sus hijos e incluso robarle el perro y todavía cabe la posibilidad de que te perdone, pero como te niegues a beber con él formarás parte de la estirpe de los dingos, serás un paria irredento para siempre jamás, indigno de la bala que en caso contrario estaría encantado de descerrajarte".

El koala asesino es el primer volumen de una trilogía de libros de relatos humorísticos, al que siguen Wombat Revenge y Frill-necked Frenzy, todavía no traducidos en España. Vale la pena acercarse a la Australia salvaje que nos muestra Cook a través de estos quince relatos tan brillantes, tan bien introducidos por las ilustraciones de Güido Sender e incluso me atrevería a decir que tan imprescindibles. El autor mantiene el ritmo en todo momento y les garantizo que cada relato que lean les va a gustar más que el anterior y al final van a lamentar que no haya al menos veinte o treinta piezas más para seguir disfrutando de estas cómicas historias australianas. Y, créanme, no olvidarán jamás que los cocodrilos son muy rápidos en distancias cortas, que las serpientes taimanes son mortíferas y que el aliento de los camellos huele a mil demonios.

Manel Haro
Ilustraciones de Güido Sender (guidosender.blogspot.com)


_____________________________________________________

A F I N I D A D E S

(Si te interesa este libro, quizá te interesen estos otros)



(Clicka sobre las portadas para leer las reseñas)