dimarts, 22 de març de 2011

'La caricia desnuda', Carmen Bramly

La caricia desnuda
Carmen Bramly
Ediciones B
Traducción de Manuel Serrat Crespo
1ª edición, febrero de 2011
Género: Novela
139 páginas
ISBN: 9788466646734


Paloma y Pierre llevan un año sin verse. Una Nochevieja se reencuentran en una pequeña isla en la que convivieron durante su infancia. Esa larga noche echarán reflexionarán sobre su antigua relación y sobre cómo el paso del tiempo cambió sus pensamientos. En su primera novela, Carmen Bramly, jovencísima autora francesa de quince años, propone un viaje iniciático en el sexo, buscando la pérdida de la virginidad de su protagonista. Al fin y al cabo, tanto Carmen como Paloma, el personaje, son adolescentes perdidas en sus sentimientos y buscando su personalidad. Una frase extraída del libro deja claro de qué lado están la autora y la protagonista: “He necesitado todo este tiempo para comprender que los príncipes que vienen a recogernos no existen. Son demasiado holgazanes, es preciso encontrarlos, seducirlos y metértelos en la cama”.

Paloma cuenta con catorce años y un cuerpo con el que puede y quiere seducir a su viejo amigo, le cueste lo que le cueste. Aunque en un principio, el desenlace no sea como ella había soñado tantas veces, siempre estará a tiempo de repetir la experiencia y hacerla única. Cuenta Carmen que su protagonista solo comparte con ella las aficiones literarias y musicales, incluyendo por supuesto a Peter Doherty, el enfant terrible de la música inglesa. Es posible que Carmen se convierta con los años en una excelente escritora, pero a día de hoy es simplemente una joven que escribe con el corazón y que sus protagonistas cometen los mismos errores que cometieron anteriormente millones de adolescentes en el mundo entero.

Usar el alcohol para desinhibirse, no querer saber nada del futuro, vivir el presente y actuar con todas sus armas de mujer sobre Pierre, dos años mayor que ella, es algo demasiado trillado como para escandalizar actualmente. La novela armó un pequeño revuelo en Francia, más por la edad de la escritora que por la historia en sí (hay relatos más crudos que perder la virginidad por voluntad propia y además este no es autobiográfico como supuestamente sí lo era Los cien golpes de Melissa Panarello, conocida como Melissa P.). Esperaremos un segundo libro para comprobar si no es flor de un día y le pasa como a la italiana, quien con su ópera prima también causó revuelo mediático pero pasó sin pena ni gloria con sus siguientes libros.

Salva G.