dimecres, 16 de març de 2011

'Hoy hubiera preferido no encontrarme a mí misma', Herta Müller

Hoy hubiera preferido no encontrarme a mí misma
Herta Müller
Editorial Siruela
1ª edición, 2010
Traducción de Juan José del Solar
Género: Novela
196 páginas
ISBN: 9788498414615

Hoy hubiera preferido no encontrarme a mí misma (Siruela) es una de las obras menos conocidas de la premio Nobel de literatura en 2009 Herta Müller. La protagonista, de la que nunca sabemos el nombre porque su historia podría ser la de cualquiera de los habitantes de Rumanía, es una chica que trabaja en una fabrica de ropa durante la dictadura de Ceaucescu y presuntamente ha cosido papelitos en los forros de los trajes de caballero que serán enviados a Suecia o a Italia: “Cásate conmigo”, con su dirección y su nombre. Pero su actividad es descubierta por la policía y es citada para ser interrogada, “a las diez en punto”, trance por el que ya había pasado anteriormente. Camino del siguiente interrogatorio, en el tranvía que le lleva hacia él, la narradora recuerda diferentes episodios de su vida a través de los cuales reconstruimos la dureza de la vida en Rumania, un país gris, sin libertad y en el que cualquier acto, por anodino que parezca, está bajo sospecha.

El viaje en tranvía se convierte en un intenso monólogo interior que desgrana una vida marcada por el régimen político, los secretos, la opresión, la sospecha de que cualquiera puede ser un espía, un informante... Una descripción minuciosa, detallada de lo que representa vivir en dictadura, de lo que la falta de libertad implica a través de pequeños detalles de la vida cotidiana de una persona. Un torrente de pensamientos que surcan, con la misma lentitud que el tranvía recorre la ciudad, el interior del personaje femenino. En Hoy hubiera preferido no encontrarme a mí misma no hay más trama que esta: un fragmento de vida narrada desde el interior.

Su matrimonio con el hijo del mismo agente de seguridad que echó a sus abuelos de su casa muestra uno de los máximos horrores de los regímenes represivos: la obligada convivencia entre el opresor y el oprimido. La narradora repasa también su trayectoria en la fábrica donde su jefe se aprovecha de su posición de poder para seducirla, finalmente ella cede a sus proposiciones pero después lo rechaza. Y sus breves momentos de felicidad con Paul. No es una novela ágil de leer, porque exige al lector el esfuerzo de completar las historias, de saltar con la narradora de un tema a otro, y también por la dureza de lo tratado: una vida, a fin de cuentas, marcada por la desgracia.

Marta Planes


_____________________________________________________

A F I N I D A D E S

(Si te interesa este libro, quizá te interese este otro)



(Clicka sobre la portada para leer la reseña)