diumenge, 13 de febrer de 2011

'Johnny be good', Paige Toon

Johnny be good
Paige Toon
Editorial La Factoría de Ideas
1ª edición, enero de 2011
Traducción de Rebeca Rueda Salaices
Género: Novela Chick-lit
315 páginas
ISBN: 9788498006421

Es posible que nombres como Janice Kaplan, Lauren Weisberger o Emily Giffin digan poco a muchos lectores. En cambio, Candace Bushnell, Helen Fielding o Marian Keyes sonarán más, sobre todo a mujeres mujeres, jóvenes, posiblemente solteras, y trabajadoras, autosuficientes, estresadas y terriblemente enamoradas de alguien que no les corresponde. O al menos, a cualquier otra persona que se deje seducir per esta tipología de personaje. A todos los lectores que les guste el género chick-lit, al que pertenecen todas las escritoras mencionadas, deberían añadir Paige Toon a la lista de posibles lecturas.

Johnny be good trata sobre el cambio que se genera en la vida de Meg, una asistente personal muy en la línea de la protagonista de El diablo viste de Prada, que pasa de trabajar para una arquitecta de renombre a hacerlo con el rockero del momento, mundialmente conocido. Evidentemente, Meg es el arquetipo de heroína de novela chick-lit, al igual que Becky, Bridget, o las archifamosas Carrie, Charlotte, Miranda y Samantha de Sexo en Nueva York, y, por ello posee todos los tics de dichos personajes.

La novela sin duda es alegre, derrocha ganas de vivir, por muchos problemas que deba pasar nuestra protagonista, incluido, lógicamente, un doloroso amor no correspondido. Un soplo de aire fresco nos envuelve durante toda su lectura, que propone también un viaje a los instantes personales de una estrella del rock: sus penurias, éxitos, excesos, caprichos, desplantes y groupies, que sacarán de sus casillas a la inocente Meg.

Un relato rápido, como la vida de Johnny, que tras disolver su exitoso grupo y renacer de sus propias cenizas, consigue una carrera en solitario mucho más influyente que su viejo grupo. Vive en las colinas de Hollywood, en una enorme casa, con unas vistas divinas a la ciudad de Los Angeles, con una piscina donde nuestra protagonista intenta cada mañana hacerse cincuenta largos, algo que nunca consigue. Está en todas las fiestas que se celebran en la ciudad, y día sí, día no, acaba borracho y en la cama con quien se ponga delante. Ante estos hechos, Meg, que encuentra un aliado en Christian, un amigo de la infancia de Johnny que intenta por todos los medios escribir su biografía, deberá luchar para hacer sentar la cabeza a su jefe.

Sin duda, disfrutaremos del libro por su frescura, su desparpajo, sus personajes, y por la forma en que Paige se mete en la piel de Meg, ya que el libro está narrado en primera persona. Aunque el libro está lleno de referencias a la música, tanto de bandas como de locales míticos en la ciudad de Los Angeles, el lector menos interesado en este aspecto igualmente podrá pasarlo bien con la lectura, cuyo final es digno de una segunda parte.

Salva G.


_______________________________________________________

A F I N I D A D E S

(Si te interesa este libro, puede que te interesen estos otros)



(Clicka sobre las portadas para leer las reseñas)