dissabte, 26 de febrer de 2011

'El discreto encanto de la infidelidad', Anna R. Alós

El discreto encanto de la infidelidad
Anna R. Alós
Editorial Esencia
1ª edición, 2010
Género: No ficción
272 páginas
ISBN: 9788408096108


Se podría decir que la infidelidad es tan antigua como el ser humano. Se trata de una práctica (o actitud) que, al menos, necesita tres personas y que, tras consumarse, genera una serie de preguntas de difíciles respuestas. ¿Qué razones puede haber para que alguien cometa adulterio? ¿Debemos condenar a quien ha sido infiel? ¿Cómo reacciona esta persona cuando ha sido pillada con las manos en la masa? ¿Y la víctima de la infidelidad qué actitud debe tomar? Y todavía una pregunta más curiosa: ¿qué papel en la historia ha jugado cada uno de los roles implicados?

Todas estas cuestiones encuentran sus respuestas en el nuevo libro de la periodista Anna R. Alós, conocedora ella de todas las variantes de la infidelidad (al menos, así lo asegura en este ensayo). La autora vuelca estos conocimientos de forma irónica y con sentido del humor, quizá un modo de desdramatizar algo que puede parecer tan grave o, cuanto menos, decepcionante, pero siempre sin dejar de lado el apoyo psicológico a quienes se sienten traicionados/as y buscan el modo de superar esta posible crisis.

Alós no arremete en ningún momento a quien ha decidido ser infiel, ya que cada caso tiene sus particularidades y solo las personas implicadas saben por qué han dado ese paso. No es lo mismo el típico adulterio entre una secretaria con su jefe, el ocasional, el que se oculta mucho tiempo o el que se descubre tras muchos años y se decide no sacar a la luz por intereses diversos. Asimismo, no produce los mismos efectos la infidelidad hombre con hombre, hombre con mujer o mujer con mujer, dado que los sentimientos pueden variar según la orientación sexual, aunque siempre sin llegar a generalizar.

El discreto encanto de la infidelidad es un libro muy adecuado para quienes han vivido una situación similar y buscan respuestas, para quienes quieren conocer más sobre algo tan antiguo como el adulterio o, sencillamente, para aquellos que les apetezca curiosear en estos temas de una manera desenfadada y amena. A fin de cuentas, por mucho que las personas conozcan sus límites y crean saber todo sobre sus parejas, quizá nunca alcancen a tener la plena certeza de no haber sido objeto de una infidelidad o de ser parte activa de ella algún día.

Xavier Borrell