dimecres, 12 de gener de 2011

'El poder', Rhonda Byrne

El poder
Rhonda Byrne
Ediciones Urano / Entramat
Trad. al castellano de Alicia Sánchez Millet
Trad. al catalán de Marta Milian i Ariño
1ª edición, octubre 2010
255 páginas
ISBN: 9788479537647 (cast.)
ISBN: 9788492920006 (cat.)


Tras el éxito de El secreto (del que, tras las enormes cifras de ventas, se llegó a hacer una película), la autora Rhonda Byrne (Australia, 1951), nos ofrece lo que podríamos llamar tranquilamente, tirando del hilo, una segunda parte. Si en aquel el punto de partida eran los pensamientos del místico William Walker Atkinson, que versaban sobre el poder de la autosugestión, y que Byrne defendía bajo la existencia de unas leyes de la atracción que podían hacernos conseguir nuestros deseos tan sólo con pensar en ellos, en este se decanta por Wallace Delois Wattles, escritor estadounidense y uno de los miembros del Nuevo Pensamiento, autor del libro La ciencia de hacerse rico, en el que explica cómo superar nuestros problemas y a través de la creación atraer riquezas, libro que tras leer la propia Rhonda Byrne, le cambió la vida (o eso dice).

En este caso la autora defiende que a través del amor, entendido en todas su acepciones, podemos conseguir todo aquello que anhelamos. Como ya suponía, Byrne entra en terrenos bastante pantanosos con un lenguaje que me recuerda a Ron Hubbarb (1911-1985) fundador e ideólogo de la Cienciología (tengo que decirlo... hay momentos en que El poder parece una especie de secta). Como libro resulta pesado, puesto que durante sus 255 páginas da vueltas sobre un mismo tema, y uno tras otro, los capítulos del mismo se repiten sin descanso. Además, en un mundo de racionalidad, donde no nos creemos aquello que no vemos con nuestros propios ojos, resulta difícil aceptar todos y cada uno de los puntos del libro.

El poder es un manual de autoayuda que tan bien se vende en tiempos de crisis (personal, financiera o amorosa), gracias sobre todo a un márketing muy estudiado. Esta nueva entrega pretende seducir a los lectores El secreto y de paso ganar alguno más. El mecanismo siempre es el mismo: decir obviedades sencillas y generales para que el mayor número de personas se sientan identificadas y, por tanto, crean que han encontrado una salida a su desánimo. Todo un cebo para quienes son más emocionales que racionales.

Salva G.



_____________________________________________________

A F I N I D A D E S

(Si te interesa este libro, te pueden interesar estos otros)



(Clicka sobre las portadas para leer más)