dilluns, 31 de gener de 2011

Bordas y Martín de Pozuelo novelan el asesinato en Iraq de siete agentes del CNI


"Aznar dio un hachazo con el que se cargó años de trabajo entre España y otros países islámicos"


Manel Haro. Barcelona (Texto y foto)


Los periodistas Eduardo Martín de Pozuelo y Jordi Bordas han unido esfuerzos para escribir Sin cobertura (RBA, 2010), un thriller que desvela la trastienda de la guerra contra Saddam Husein y que pone el punto de mira en el asesinato en noviembre de 2003 de siete agentes del CNI en el sur de Iraq. A pesar de que tras el ataque, Federico Trillo, entonces ministro de Defensa del gobierno de Aznar, dijera que la muerte de los siete miembros del CNI se debía a una emboscada cuyo único objetivo era matar población occidental, lo cierto es que tras el ataque había un elaborado plan de venganza contra los agentes de la Inteligencia española.

Sin cobertura muestra cómo diversos agentes dobles iraquíes facilitaban información al CNI y a su propio gobierno y fueron precisamente estos quienes más lucharon para hacer entender a los servicios secretos españoles que en Iraq ni había armas de destrucción masiva ni contactos con organizaciones terroristas. Pero el Gobierno de España no solo desoyó esta información sino que también negó la ayuda a sus fieles colaboradores iraquíes para salir del país y poder velar por su seguridad. Todas estas acciones provocaron que España se buscara enemigos allí donde antes tenía aliados: "Aznar dio un hachazo con el que se cargó años de trabajo entre España y otros países islámicos", apunta Martín de Pozuelo con un golpe seco a la mesa.

"Cuando nos llegó la información de que siete agentes del CNI habían muerto en Iraq, Jordi [Bordas] me dijo inmediatamente que teníamos que escribir una novela porque el tema daba de sí", explica Martín de Pozuelo. Los autores puntualizan que no han tenido que investigar específicamente para escribir Sin cobertura, sino simplemente organizar el material que ya tenían tras treinta años de dedicación y contactos en el CNI, aunque reconocen que "si no hubiera habido disensiones entre algunos miembros del CNI y el Gobierno en relación a Iraq, no hubiese sido tan fácil conseguir información". No obstante, Martín de Pozuelo detiene la conversación para matizar que "eso no significa que alguien del CNI nos llamase para darnos datos confidenciales, pero no todo el que ha estado en Iraq debe guardar el secreto profesional".

Sin cobertura es la primera novela de ficción de ambos periodistas, aunque ya escribieron juntos otros libros de investigación. Bordas no duda en matizar que "aunque es novela, todo el libro está impregnado de realidad y de datos contrastables". La obra, que juega desde el principio con la realidad y la ficción, tiene como objetivo que el lector se mantenga en vilo hasta la última página y que, tras acabarla, le quede la sensación de haber disfrutado de una trepidante novela de espionaje a la vez de indagar en la trastienda de la guerra de Iraq: saber qué motivó realmente el inicio de la acción armada y averiguar quiénes salieron beneficiados de ella.

_____________________________________________________


2 comentaris:

José Antonio Castro ha dit...

Magnífica cobertura la vuestra en esta semana negra de Barcelona. Me sorprendo a mí mismo, y no entiendo realmente los motivos, por la fascinación que me produce vuestro trabajo en pos de la literatura, así como la claridad y el entusiasmo que se refleja en él.
Aprovecho este rincón para daros mi enhorabuena y deciros que, a muchos de los que tenemos por “vida” la literatura, nos alienta saber que existen verdaderos profesionales que luchan por ser honestos en una, cada vez más, dura cruzada por la calidad y el buen hacer periodístico. Gracias de verdad a todo el equipo de Llegir y a Manel en particular por su labor y entrega en esta semana “negra”.

Llegir en cas d'incendi ha dit...

Gracias, José Antonio, por tu comentario y tus ánimos. Nos honra que un excelente escritor de novela negra como tú diga esto. Un abrazo.