divendres, 10 de desembre de 2010

'Los gondoleros silenciosos', William Goldman

Los gondoleros silenciosos
William Goldman
Editorial Ático de los Libros
1ª edición, octubre de 2010
Traducción de Mercedes Herrera
Género: Novela / Novela ilustrada
155 páginas
ISBN: 9788493780999

William Goldman, escritor y guionista de cine que cuenta en su haber con la maravillosa historia de La princesa prometida, vuelve a explicarnos nuevamente una fábula llena de encanto y magia. Tal y como ya hizo con la célebre historia de la princesa Buttercup, el autor utiliza al escritor ficticio Morgenstern para explicarnos su particular versión sobre determinados hechos.

En esta ocasión, Morgenstern lleva a cabo una minuciosa investigación para averiguar por qué los gondoleros de Venecia, que eran los mejores cantantes del mundo, empezaron a dejar de cantar de un día para otro y se limitaron, únicamente, a remar en silencio. La respuesta parece estar en la historia de Luigi, un italiano que sueña con ser gondolero y conseguir que, mientras sus clientes dan un romántico paseo por los canales, escuchen sus arias operísticas. Tan sólo hay un pequeño problema: su voz es exageradamente potente y sus cánticos resultan insoportables, por lo que acaba perdiendo su trabajo. El tiempo pasa pero Luigi no desespera y lucha sin cesar para conseguir su mayor sueño, aquello que sabe que le hará plenamente feliz.

A medio caballo entre la novela juvenil y la adulta, Goldman propone un paseo por los canales venecianos de la mano de un protagonista bonachón que resulta simpático y enternecedor a los ojos del lector. Los gondoleros silenciosos es una fábula que se lee tranquilamente en una tarde y que, además de hacernos pasar un buen rato con las aventuras y desventuras de Luigi, sirve para recordarnos lo importante que es luchar por nuestros sueños. La moraleja de este libro es clara: si tú no crees en ti mismo, nadie lo hará.

Los gondoleros silenciosos no es un libro tan redondo e inolvidable como La princesa prometida (libro y película que merece la pena recuperar porque nunca pasan de moda) pero sí resulta una propuesta sencilla que nos recuerda la magia del paisaje veneciano y la importancia de ser constante y tenaz para conseguir la felicidad. Además, la edición de Ático de los Libros incluye las ilustraciones que Paul Giovanopoulos realizó para la edición original del libro. Sin desperdicio.

Patricia Tena