dimarts, 7 de desembre de 2010

'Los acuarios luminosos', Sophie Bassignac

Los acuarios luminosos
Sophie Bassignac
Editorial Grijalbo
1ª edición, mayo de 2010
Género: Novela
237 páginas
ISBN: 9788425343629


Acercarse a un libro con grandes expectativas puede ser peligroso: es lo que me ocurrió con Los acuarios luminosos. Por una vez fui superficial y me dejé encandilar por esa portada tan parisina y bohemia, por ese título tan sugerente y poético y por una contraportada que parecía decirme que me iba a encontrar con las aventuras noveladas de la mismísima Amélie Poulain.

Esta novela francesa retrata la vida de los vecinos de un bloque de pisos de un barrio de París. Claire es la protagonista, una joven maniática e hipocondríaca que disfruta con los pequeños detalles de la vida y que, como la mala relación con su progenitora la ha marcado profundamente, le cuesta abrirse a los demás. La joven se siente sumamente insegura cuando establece lazos afectivos con otros, así que ha tomado la decisión de no concederle demasiada importancia a nada ni a nadie. Claro que siempre hay algunas excepciones, como una niña de doce años con la que conecta de forma extraordinaria (quizá porque su madre no la quiere) o con su vecino japonés Ishida, un hombre apuesto con el que mantiene una relación prácticamente platónica. En este inmueble también habitan, obviamente, otros personajes un tanto estereotipados como la portera chismosa pero de buen corazón, un nuevo inquilino con un pasado muy misterioso y un abuelete encantador con quien Claire juega al ajedrez. En este marco aparentemente entrañable, es lógico que a Claire le encante chafardear las vidas de sus vecinos a través de sus ventanas, que se le antojan como pequeños acuarios luminosos.

La novela, como es fácil imaginar, gira en torno a las excentricidades de estos personajes y acerca de sus historias de amor y desamor y, sobre todo, de soledad e incomprensión. Durante la lectura encontré bastantes paralelismos entre Los acuarios luminosos y La elegancia del erizo, una novela francesa que tuvo mucho éxito y con la que, sin embargo, me pasó lo mismo: la cogí con tanta ilusión que acabó por saberme a poco; no cumplió mis expectativas. Ambas historias se desarrollan en un inmueble parisino donde rondan vecinos adorables, la protagonista es una sabionda que a veces resulta insufrible de tan particular que es, hay un vecino japonés que tienen un papel importante en la trama, niñas de doce años con problemas a la hora de comunicarse con sus padres, muertes inesperadas y, a mi parecer, también injustificadas, etc.

No puedo asegurar que Los acuarios luminosos sea un mal libro, pero sí creo que tiene un ritmo lento, que los personajes son a veces contradictorios y excesivamente excéntricos y que hacia el final la trama da un giro que está fuera de lugar y que resulta incoherente. Sin duda, sus páginas no tienen tanta magia como había pensado ni Claire es Amélie, aunque quizá la culpa sea mía por hacerme ilusiones.

Patricia Tena


_______________________________________________________

A F I N I D A D E S

(Si te interesa este libro, quizá te interesen estos otros)



(Clicka sobre las portadas para leer más)