dissabte, 27 de novembre de 2010

'Violencia roja y azul: España, 1936-1950', Francisco Espinosa (ed.)

Violencia roja y azul: España, 1936-1950
Autores: Francisco Espinosa (ed.), José Mª Garcia Márquez, Pablo Gil Vico y José Luis Ledesma
Editorial Crítica
Género: No ficción / Historia
1ª edición, septiembre de 2010
496 páginas
ISBN: 9788498921168


Con todo lo que se publica sobre la Guerra Civil, son muy pocos los libros que detallen, con máximo rigor, tanto el terror rojo como el azul. El libro está estructurado en cuatro partes: la primera, a cargo del historiador Francisco Espinosa, da una visión de conjunto sobre este tema; la segunda, escrita por José Mª García Márquez, se ocupa concretamente del terror franquista, sobre todo los primeros meses del golpe militar; la tercera, de José Luis Ledesma, se centra en la violencia en la zona republicana; finalmente, Pablo Gil Vico incide en la represión judicial militar desde 1936 a 1950.

Para llevar a cabo este trabajo, los autores han revisado archivos que hasta hace poco eran inaccesibles, como los judiciales militares (para las antiguas Auditorias de Guerra), aunque, como se apunta en el libro, todavía hay numerosos archivos, como los de la Guardia Civil o los ficheros con los nombre de los represaliados, a los que no se ha podido acceder (sin olvidar los numerosos registros en manos de familiares de miembros del régimen franquista que niegan el acceso a todo aquel que no sea de su ideología, cosa inimaginable en cualquier país democrático avanzado).

El ensayo analiza de forma clara la violencia de unos y otros: mientras la de las tropas golpistas era una violencia de exterminio, de aniquilación del enemigo, un terror institucionalizado para que no quedara nada de la República, actuando encarnizadamente sobre todo con la gente del campo, la de la zona republicana, aunque muchas veces salvaje y atroz, no estaba orquestada por el Gobierno para eliminar al enemigo (incluso después del otoño del 36, el Gobierno busca poner orden para atenuar la mala imagen que estaba dando en el extranjero, sobre todo por los fusilamientos indiscriminados de religiosos por parte de los anarquistas).

Cada bando tiene sus propias acciones de las que lamentarse: unos, por ejemplo, por los fusilamientos de Paracuellos y otros por la toma de algunos pueblos donde aunque no hubo combates, sí se produjeron miles de asesinatos. Vale la pena leer este volumen para hacernos una idea sobre una cuestión que siempre es motivo de debates: violencia hubo en ambos bandos, aunque una acabó imponiéndose sobre la otra.

Félix O. P.


_______________________________________________________

A F I N I D A D E S

(Si te interesa este libro, quizá te interesen estos otros)



(Clicka sobre las portadas para leer más)