dissabte, 3 de juliol de 2010

'La reina del poker', Leo Margets y Pablo del Palacio

La reina del poker
Leo Margets y Pablo del Palacio
Editorial Planeta
1ª edición, 2010
Género: No Ficción / Biografía
250 páginas
ISBN: 9788408093527


En las World Series of Poker celebradas en Las Vegas en verano de 2009 Leo Margets se convirtió en The Last Woman Standing
, es decir en la mujer que más lejos ha llegado en el campeonato más importante del mundo o, dicho de otro modo, la reina del poker.

Leo es una chica que se inició en el popular juego de cartas gracias a su pareja y a la afición adquirida a base de jugar por Internet. En su vida normal lleva la popularidad con sencillez, es aficionada a correr maratones y a disfrutar de la naturaleza, junto a Cristian, su pareja. En lo laboral se dedica al poker jugando torneos o como relaciones públicas de una conocida web de torneos online, la cual le patrocina en sus competiciones.

En este libro, ópera prima del abogado Pablo del Palacio, Leo nos cuenta parte de su día a día y , como no podía ser de otra manera, su experiencia en el mundo de las cartas. ¿Qué puede buscar un lector en un libro así? Está claro que consejos de cómo triunfar jugando al poker. Y la verdad es que la jugadora catalana los da a su manera, y digo a su manera porque no es éste el típico manual para aprender el arte de este mundillo, ya que incorpora una gran variedad de consejos de cómo desenvolverse con las nuevas tecnologías que ayudan a los seguidores de los juegos online, o cómo se puede intentar uno ganar la vida con esta afición, muy adecuados para los tiempos de crisis en que vivimos. Como anécdota Leo explica alguna trifulca que ha tenido con las autoridades, al haber jugado alguna vez en apuestas ilegales, así cómo la personalidad de algunos de los peores jugadores que se ha encontrado en su camino, a los que se denomina en el argot del juego gamblers.

Este libro es, en definitiva, adecuado para los que quieran extender su conocimiento sobre el poker, pasión de la que nunca se llega a aprender lo suficiente según los eruditos.

Xavier Borrell