dimecres, 12 de maig de 2010

'María Zambrano: Desde la sombra llameante', Clara Janés

María Zambrano: Desde la sombra llameante
Clara Janés
Ediciones Siruela
1ª edición, 2010
Género: Reflexiones
130 páginas
ISBN: 978-84-9841-343-4


Como bien dice el prologuista de este valioso compendio de ideas, el doctor en filosofía Jesús Moreno Sanz, “en el centro más oscuro del vacío se columbra el lugar del encuentro entre María Zambrano y Clara Janés”, un lugar de encuentro que es descrito con magnífica intensidad en este breve libro.

La filósofa y ensayista española María Zambrano decía de la poesía que era un mal menor que el hombre traía consigo en el alma al nacer. Una razón poética que deseaba confesar lo sagrado de las entrañas del ser humano. En esencia toda persona es un poeta guardián de una sagrada revelación acerca de los sentimientos que le dan vida. Quizás resulte extraño ver esta imagen del errante poeta en la cotidianidad de nuestros seres queridos, de las personas que nos rodean y hacen de nuestro mundo el único existente. La “razón poética” vence siempre a ese silencio que cabalga en la inspiración dejando al aire el alma, desnuda, dispuesta a ser atrapada…

Este libro es fruto de las conversaciones que la poeta y ensayista Clara Janés (Barcelona, 1940) mantiene con María Zambrano, una vez que la conoce en persona, y ha reflexionado mucho más sobre las cuestiones que la filósofa propone. Escrito de manera muy directa, y muy fácil de comprender, es un verdadero caudal de información el que atrapa al lector, siendo muy entretenida su lectura, y nada pesada o complicada.

Con este ensayo creo que podemos desmitificar ese concepto que muchos tienen por verdadero, el cual dice que un escrito filosófico debe ser aburrido o elitista para ser bueno. Ni mucho menos, (por lo menos en este libro), tiene por qué darse esa circunstancia. De manera particular decir que, al que suscribe esta breve reseña, le ha gratificado de manera especial el segundo capítulo de este ensayo, La palabra, encontrando un matiz muy poético a todo lo que en él se cuenta.

M. Villanova