dijous, 19 de novembre de 2009

'Ladrón de espadas', León Asuero

Ladrón de espadas
Miguel Ángel León Asuero
Editorial Aladena
1ª edición, 2009
Género: Novela
402 páginas

ISBN: 978-84-92510-092

“O” es un ladrón dedicado a robar famosas espadas en museos de todo el mundo, con objeto de pedir por ellas un rescate asequible y poder vivir sin grandes lujos. Sabe que si pide mucho dinero, los gobiernos víctimas de sus fechorías removerán cielo y tierra antes que pagarle lo que pide, así que se conforma con poco aunque para sobrevivir tenga que acometer un robo anual. Sin embargo no contento con eso, en cada museo en el que entra a robar, deja un mensaje reivindicando un mundo mejor para las víctimas de las guerras o del hambre.

Tras haber robado y cobrado la recompensa por una espada en Londres, necesita una persona que le ayude a devolverla, por lo que recurre a Rebeca Lumen, una bella chica que ha conocido en el psicólogo, necesitada de un empuje en su triste vida. “O” ideará una forma de que ella se involucre en el retorno de la espada a Scotland Yard, de una manera de lo más original posible, sin que nunca llegue a conocerle.

El siguiente escenario de la novela sucede en Sevilla, donde el inteligente ladrón intentará robar la espada del rey Fernando el Santo, a pocos días de que el alcalde de la ciudad la pasee en procesión de Semana Santa. A ello le ayudará David, un africano, jefe de una aldea, que malvive en la ciudad hispalense buscando sustento económico para enviar a su pueblo. Pero la policía ya está muy encima de “O”, así que el ladrón encontrará múltiples problemas para conseguir llevar a buen término la operación de robo y devolución, previo cobro de la recompensa, de la espada santa, teniendo que enfrentarse a una policía sevillana, a su colega inglés y a un misterioso investigador ruso. Se trata de una aventura llena de emoción, sucesos históricos y sentido del humor.

La segunda novela de Miguel Ángel León Asuero es como un clásico libro de aventuras pero con toques de modernidad, donde el lector establece una inmediata confidencialidad con el protagonista. Además, en sus páginas se visitan ciudades como Londres y Sevilla, se asiste a la exposición de los gustos musicales del autor (como los Beatles o Frank Sinatra) y a una exaltación del simple hecho de estar vivo retratado en la personalidad del protagonista.

Sin embargo, hay que decir que la edición de la novela no es la más adecuada, ya que además de una poco acertada portada, hay que añadir una maquetación que deja páginas muy comprimidas que dificultan la lectura.

Xavier Borrell