divendres, 27 de novembre de 2009

'La mala dona / La mala mujer', Marc Pastor

La mala mujer / La mala dona
Marc Pastor
Editorial RBA / La Magrana
1ª edición, 2008
Género: Novela negra
239 páginas
ISBN: 978-84-9867-462-0 (cast.)
ISBN: 978-84-9867-217-6 (cat.)

En la Barcelona de principios del siglo XX están empezando a desaparecer una serie de niños. Nadie ha visto nada ni sabe quién puede estar detrás de estos secuestros, por lo que empieza a circular el rumor de la existencia de un ‹‹monstruo›› o un ‹‹vampiro››. El inspector Moisés Corvo y su compañero Malsano están empeñados en descubrir quién es el secuestrador, a pesar de que su superior le insta varias veces a que olvide el caso. Por lo que parece, hay gente demasiado importante implicada en una red de prostitución de menores. Mientras los altos cargos del cuerpo de policía se empeñan en desviar la atención y Moisés Corvo busca a su vampiro, una extraña mujer aguarda para cazar a su siguiente víctima.

Marc Pastor recupera los hechos reales que mantuvieron en vilo a los ciudadanos de Barcelona de principios de siglo. Enriqueta Martí, la ‹‹vampira de la calle Ponent››, secuestró y asesinó a varios niños y se convirtió así en uno de los personajes más sanguinarios de la crónica negra barcelonesa.

Escritor y practicante, así podríamos llamar a Marc Pastor, ya que además de ser una de las nuevas voces de la narrativa criminalística catalana trabaja en la policía científica de los Mossos d’Esquadra. Quizá por deformación profesional, Pastor ha aprovechado su carrera para dar un salto a la literatura negra. Fruto de ello nació en 2008 La mala dona, publicado por La Magrana y que ahora ve la luz en castellano en RBA.

Moisés Corvo encaja perfectamente con ese prototipo de investigadores que se las da de duro, que no dudan en golpear dos veces, que recurre a los personajes más pintorescos de su ciudad y que flirtea con las prostitutas de Barcelona; o sea, un nuevo Pepe Carvalho o un pariente lejano del detective de Eduardo Mendoza.

La mala mujer está bien estructurada, el autor ha sabido mantener la tensión hasta el final, sin llegar a forzar las situaciones para crear una trama demasiado retorcida. Percibo una extraordinaria sencillez en la escritura de forma tal que el autor deja a un lado los artificios literarios innecesarios y va directamente al grano. Sin embargo, creo que el autor podría haber profundizado un poco más en la psicología de Enriqueta Martí y en todo lo que la envuelve. Marc Pastor tenía un arsenal de detalles para crear una atmósfera más macabra que, quizá, hubiesen ayudado a darle más fuerza al personaje de Enriqueta y a la vez hubiesen dado una dimensión más cruel a sus actos. Esto ya es cuestión de preferencias literarias.

Con su segunda novela, Marc Pastor ha demostrado que tiene talento para la narrativa negra.
¿Recuperará a Corvo para una próxima aventura o le llevará la vida por otros derroteros? Estaremos atentos.

Manel Haro