dimarts, 24 de novembre de 2009

Entrevista con Mari Jungstedt

Durante la estancia de Mari Jungstedt en Madrid, con motivo de la presentación de su último libro, Nadie lo ha oído, segunda novela de su exitosa saga, hemos tenido la oportunidad de charlar con la autora sobre su obra. En Nadie lo ha oído, el comisario Knutas y su equipo por un lado y la labor periodística del reportero Johan Berg por otro, volverán a coincidir en la investigación de unos casos en la tranquila isla vacacional de Gotland. La historia arranca al aparecer el cuerpo salvajemente golpeado de Henry Dahlström, un antiguo fotógrafo de prensa venido a menos por sus problemas con el alcohol.

Armando Rodera. Madrid

En esta segunda novela de la saga nos encontramos de nuevo con el comisario Ander Knutas, pero esta vez notamos una evolución importante en el personaje...

Sí, Knutas es una persona real y entonces podremos ver sus problemas, en particular tendrá dificultades en su matrimonio y con su hijo adolescente. Es un personaje que adquirirá aún más seguridad.

¿Qué significa Gotland para usted como escritora? ¿Es Gotland un personaje más de las novelas o quizás sólo el entorno propicio para desarrollar una historia?

Gotland es efectivamente un personaje más en la novela porque tengo una relación muy fuerte con esta isla. Mi marido es de allí y gracias a él pasamos mucho tiempo allí con su familia. Estoy enamorada de su paisaje.

En la primera novela de la saga el periodista Johan Berg averiguaba detalles significativos para el esclarecimiento de los crímenes. Ahora, Johan además está más pendiente de las complicaciones que surgen en su relación con Emma y su entorno. ¿Seguirá por este camino en sus próximas novelas?

En mis novelas hay una galería de personajes que en cada libro revelan un poco más sobre sus vidas. Karin por ejemplo revelará un secreto que nos hará entender muchas cosas de su actitud. La relación de amor entre Johan y Emma también evolucionará mucho pero no puedo desvelar los detalles porque creo que esta historia es muy importante en la serie y me gusta dejar siempre una puerta abierta para su desarrollo.

¿Cuál es su día a día cuando escribe?

Mi día empieza a las 6:30 de la mañana, desayuno con mi familia y luego voy a dar un paseo. Trabajo a partir de las 9 y durante 6 meses escribo, desde septiembre a marzo. Luego tengo una reunión con la editorial y en verano se publica la novela.

Antes de escribir una novela, ¿tiene pensada toda la trama o prefiere dejarse llevar por sus personajes?

Cuando empiezo a escribir tengo ya toda la idea de la historia en la cabeza pero es normal que a medida que vaya avanzando los personajes cobran vida propia y surgen acontecimientos que no estaban previstos.

¿Cuánto tiempo aproximado le puede llevar documentarse para una obra de estas características?

La documentación me lleva un 50% del trabajo pero al final uso sólo un mínimo porcentaje para la obra. Me gusta documentarme para que los libros sean más creíbles.

En los últimos meses se ha disparado el interés por la novela negra sueca. Además de Larsson, a nuestro país han llegado sus obras y las de otras escritoras como Asa Larsson y Camila Läckberg. ¿Cuál cree que puede ser el motivo de este éxito?

Fuera de Suecia mucha gente tiene una imagen de este país como una sociedad idílica y con un sistema perfecto y creo que, cuando hay escritores que describen los fallos de esta sociedad, se despierta la curiosidad y el interés hacia nuestro país y este género literario. Además, Suecia tiene una tradición muy fuerte de este género, gracias a Maj Sjöwall y Per Wahlöö.

¿Qué le ha parecido la recepción de sus obras en España?

Me alegro muchísimo de haber sido publicada en España. Veo que la gente aquí ha y sigue teniendo una reacción fantástica. Me alegro que los lectores españoles puedan sentir lo que quiero transmitir.