dilluns, 19 d’octubre de 2009

'El lamento del perezoso', Sam Savage

El lamento del perezoso / El crit del peresós
Sam Savage
Editorial: Seix Barral / Columna
1ª edición, septiembre de 2009
Género: Novela
270 pgs / 224 pgs
ISBN: 978-84-322-2852-0 (cast.)
ISBN: 978-84-664-1082-3 (cat.)

La segunda novela de Sam Savage, tras su éxito con Firmin, nos deja un sabor agridulce tras su lectura. Y no digo esto con ánimo de ofender, al contrario, podríamos tomar la definición de agridulce como lo que realmente quiere decir: una historia agria pero con toques dulces.

Savage explica de una forma bastante original, eso sí que no se lo quita nadie, la historia de Andrew Whittaker, director de una revista literaria independiente que está a un paso de la bancarrota. A través de infinidad de cartas que escribe a gente de índole diversa (su ex mujer, escritores consagrados y los que más, gente corriente que le envía sus originales para que aparezcan editados en el próximo número de su revista), comprobamos la cruzada que mantiene contra este mundo. Esa es la originalidad de este relato, pero a la larga también su problema. Muchas de las cartas son demasiado extensas y hacen que el relato pierda espontaneidad y fluidez.

De nuevo Savage nos habla del amor a la lectura, en este caso no es una rata quien lo hace (Firmin), sino un escritor que se ve abocado a la miseria en todas y cada una de las facetas de su vida. En sus cartas, podemos ver sus deseos, sus miedos, sus verdades, sus proyectos e incluso su pasión por la lectura, que al fin y al cabo es lo que le mantiene con fuerzas para seguir adelante. Durante cuatro meses Andrew escribe sin parar y eso es lo que nos encontramos en este nuevo libro de Sam Savage.

La losa de Firmin es muy pesada y la forma de escritura, pasar de la primera persona a un hipotético narrador incidental resulta algo brusca. Pero es un libro que puede suscitar mucho la curiosidad porque presenta varias cartas privadas y ya se sabe que en este país se lee poco pero se curiosea mucho...

Salva G.

1 comentari:

Lola Mariné ha dit...

Supongo que para cualquier escritor es complicado volver a estar a la altura de un gran exito, maxime cuando es novel.