dissabte, 31 d’octubre de 2009

'El diablo vuelve a casa', Derek Raymond

El diablo vuelve a casa
Derek Raymond

Traducción de Mario Sureda
Editorial Ámbar
1ª edición, 2009
Género: Novela negra
285 páginas
ISBN: 978-84-92687-00-8

La novela negra está de enhorabuena. Eso dicen los que escriben sobre ella. Numerosos títulos, muchos de ellos de gran éxito, y unos cuantos de calidad contrastada. Nadie duda de la importancia que tiene este género en las librerías.

Cuando llegó El diablo vuelve a casa a mis manos, a su autor, el escritor británico Derek Raymond (1931-1994), sólo lo conocía de un breve documental que vi hace años sobre su azarosa, rebelde y variopinta vida. De la faceta como escritor sabía de su habilidad como retratista del lado más sucio y oscuro del alma humana y de cómo es considerado por los críticos de su país el padre de la novela negra británica. Me faltaba leer algo de él, alguno de sus quince aclamados títulos.

Los primeros capítulos del El diablo vuelve a casa son especialmente sobresalientes, en ellos el autor hace una presentación cruda y realista del sargento y su pasado inmediato, del inspector Bowman, del departamento de Muertes Inexplicadas, etc. …, todo ello salpicado de un típico humor negro, avispado y de una belleza pulcra y sin adornos. Unos restos humanos diseccionados son descubiertos por un vigilante en un almacén abandonado a las orillas del Támesis, dentro de cinco bolsas de plástico. El cuerpo descuartizado está limpio de huellas, no hay pistas visibles ya que, el asesino además de quitar la mandíbula a su víctima, también lo ha cocido, como a un jamón. Nuestro sargento sin nombre se encargará de demostrar quién está detrás de tal atrocidad, quién ha sido capaz de “birlar” la vida a ese pobre desgraciado.

Derek Raymond hace gala de un estilo personal inimitable, con un sabor triste y magnífico. La naturalidad de sus expresiones hace que el lector se implique tanto en la trama que consigue su complicidad a la hora de avanzar capítulo a capítulo, sin importarle demasiado las pistas que va recogiendo a lo largo de la novela. Al terminar de leer El diablo vuelve a casa se te queda la sensación de un mundo maldito pegado en el paladar, una sensación fascinante y real, una angustiosa sacudida de adrenalina. Algo genial.

Sólo me queda reafirmar lo que anteriormente comenté: la novela negra está de enhorabuena… Los amantes de este género se lo pasarán como enanos con este libro. No tengo la menor duda.

M. Villanova

1 comentari:

Anònim ha dit...

Es un autor de culto en inglaterra. Me parece muy bien que se vea en España. Bueno de verdad.

Wait one!