divendres, 18 de setembre de 2009

'El pibe que arruinaba las fotos', Hernán Casciari

El pibe que arruinaba las fotos
Hernán Casciari
Editorial Plaza & Janés
1ª edición, septiembre de 2009
Género: Narrativa / Humor
201 páginas
ISBN: 978-84-01-38973-3

Quien no se divierte leyendo a Hernán, no tiene sangre en las venas. Sé que es una sentencia algo atrevida por mi parte, pero así la siento. Sí es cierto, que me gustaba mucho más en sus dos libros anteriores, era más incisivo en sus relatos, todos ellos salpicados de cierta verdad. Todos eran relatos cortos, algunos con sentido de unidad con el siguiente, pero cada uno de ellos con vida propia.

En su nuevo libro, Hernán Casciari (Buenos Aires, 1971), aún contándonos increíbles anécdotas de su vida, de nuevo salpicando sus escritos con retazos de su propia existencia, creíbles o no, éstas ya no delatan ese rencor tan arraigado en su, por ejemplo, anterior libro, España, perdiste. Ni mucho menos en los escritos que llenan su blog.

Pero aún y así, he de quitarme el sombrero ante este mercedino, típico y tópico argentino de verborrea incansable, que siempre nos pone una sonrisa en nuestra boca y a día de hoy, con la crisis que nos golpea en todas nuestras esferas, ya sean personales y/o laborales, eso, señores míos, se agradece.
Hernán divide el libro en cuatro capítulos: La desgracia llega en sobres papel madera, que repasa su infancia y nos desvela la verdad que hay tras el título de este libro; La culpa la tiene Dustin Hoffman, donde un Hernán entrado en la adolescencia lucha por no ser uno más en este mundo, aún en su contra; Tarifa plana de porro y otros avances, seguramente el más surrealista de sus relatos, aunque no por ello el más real; y Backstage de un milagro menor, el más serio de sus escritos para este libro.

Alguien a quien apodaban el Gordo Casciari, sin lugar a dudas debe hacernos reír, ya que lo más importante para conseguir eso, es reírse primero de uno mismo. Y Hernán, de quien se ríe primero es de él mismo. Sin duda un buen libro que, aunque no ponga tanto el dedo en la llaga como en otros anteriores. Por cierto, no es una novela al uso, por lo que esperamos su auténtica primera novela.

Salva G.

_______________________________________________________

A F I N I D A D E S

(Si te interesa este libro, puede que te interesen estos otros)



(Clicka sobre las portadas para leer más)